Domingo, 15 de diciembre de 2002 ARCHIVO   CARTAS AL DIRECTOR   VÍNCULOS

España acapara los máximos galardones de la consultoría mundial

Los ejecutivos nacionales consiguen ocho de los diez premios CASP

La Consultants Association & Surreal Powerpoint (CASP) entregó ayer en Londres sus premios CASP de asesoría y consultoría de empresas, los más importantes galardones internacionales del sector. Ocho de los diez populares casppies fueron a parar a manos de los ejecutivos españoles, por «su papel al frente de la economía española y su encomiable labor en la consecución y emponzoñamiento de contratos públicos», según apuntó el presidente de CASP.

MIGUEL HERNÁNDEZ | Londres


El ex presidente de Enron, Kenneth Lay, se convirtió en uno de los principales protagonistas de la velada.
El certamen, marcado por la austeridad y la imaginación, fue presentado por el dibujo animado que Microsoft incluye en sus programas de gestión, el popular Clippy, que se encargó de dirigir la gala y repartir las estatuillas de la edición 2002, antes de ser desactivado por el público.

El jurado de la Academia CA&SP otorgó los premios de Destreza con el manejo de software de presentaciones (Powerpoint Intoxication Dexterity) y Soluciones Integrales de Gestión (Bankruptcy Solutions) a Akcento, por su labor en el análisis financiero de empresas como Enron o Worldcom. El premio fue entregado por Dick Cheney.

Los galardones que premian la uniformidad y policía en el atuendo de los consultores (Excessive Loewe) y la elegancia en el transporte del ordenador portátil (Notebook Agression) recayeron en la empresa Warrigues Galquer Red Label (WGRL), que al final el certamen obligó a sus empleados a montar una improvisada pasarela y desfilar sobre ella.

Nuevas tecnologías
El uso de las nuevas tecnologías de la información también tuvo su espacio en la popular ceremonia de los casppies. Los premios en las categorías de uso de telefonía celular (Mobile Phone Fraud) y dispositivos electrónicos (PDA Games Exchange) fueron otorgados a PriceGuaterjausCenture (PGC) por «su forma de entender la tecnología, capaz de hacer la vida más fácil a las personas». El premio fue entregado por el presidente de Microsoft, Bill Gates.

La organización reservó para el final de la velada los galardondes más esperados. Los premios en las categorías de Habilidad contable (Unconfessable pufo) y Pericia en el reflotamiento de compañías con problemas (Titanic Excellence Award) recayeron en Makinsi, «por su papel decisivo en la ayuda a las empresas de la Nueva Economía». El premio fue entregado por un delegado de la Agencia Tributaria de España.

Las categorías de Mejor uso de la lengua española (Spanish Kickboxing), Precios más ajustados (Embarrassing Contracts) y Remuneración más justa (Funny Stock Options) quedaron desiertas.

Al final del acto, se proyectaron varias transparencias con cifras y gráficos que reflejaban el coste de la ceremonia y el tiempo medio derrochado en la entrega de premios, lo que obligó a los organizadores a desalojar de inmediato el local.

® EL DIPLOMÁTICO es una publicación satírica, iberoamericana y mensual que permite la reproducción de sus artículos siempre y cuando no se usen con fines comerciales y se cite adecuadamente la fuente, el vínculo de procedencia y el siguiente aviso legal:
AVISO LEGAL: Todo lo publicado en estas páginas es falso. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.