Martes, 12 de noviembre de 2002 ARCHIVO   CARTAS AL DIRECTOR   VÍNCULOS

Las productoras preparan sus series para el otoño televisivo

Nuevas entregas de 'Al salir de clase', 'Periodistas' y 'Policías', y un serial que promete hacer las delicias del público español: 'Neonazis'

Los guionistas de las más famosas series de la televisón española afilan sus lápices para lanzarse al nuevo curso televisivo. Un curso que hará gala, según los expertos, de un despliegue de medios y neuronas para convertir un año más la parrila de televisión en el primer foco cultural de la sociedad española.

MIGUEL HERNÁNDEZ | Alicante


Fotograma de la nueva serie Neonazis, dirigida al público familiar.
Han pasado diez años desde la emisión del primer capítulo de Médico de familia, pero el legado cultural de esta serie televisiva ha quedado marcado con huella indeleble en la retina de los españoles. Nuevas series han sucedido al superéxito de Globomedia, nuevas producciones que han llevado la televisión nacional a la cabeza de las antenas europeas y la cultura española hasta el último confín del planeta.

Es el caso de Al salir de clase, un atrevido serial que ha mostrado durante cinco años los problemas que sufre la juventud española. La productora de este bombazo televisivo adelantó en exclusiva a EL DIPLOMÁTICO algunos de los títulos de esta temporada. «Títulos que dan una idea», según el productor de la serie, «del firme compromiso social que mantiene con sus seguidores»: Desirée agrede a papá, Jonathan se compra un Volkswagen, El rap de La Moraleja y ¿A qué huelen las nubes?

Capítulo aparte merecen los seriales que han reflejado fielmente el día a día de las profesiones más trepidantes de la cultura española. La serie Policías, de contenido social y educativo, ha permitido a los telespectadores españoles conocer de primera mano los problemas de «un colectivo cuya participación es imprescindible para entender el siglo XXI», según uno de los creativos responsables de su emisión. Este responsable anticipó a este diario uno de los ejes argumentales de los capítulos de este año: el Comisario Poveda es recompensado por su lucha incansable contra el delito con un puesto en la Real Academia Española.

Pero más expectación, si cabe, ha despertado la nueva entrega de Periodistas -una serie «dinámica y actual», para sus creadores-, que llevó el apasionante mundo de la prensa a los hogares españoles. La serie, rebautizada con el nombre de Chaperos, relata las peripecias de los famosos redactores del Crónica en su nueva faceta de asesores bursátiles.

Nuevos títulos
Sin embargo, no todo son continuaciones en el panorama televisivo. Nuevas ideas se abren paso entre los antiguos éxitos, y nuevas series aparecen en la parrilla de emisión. Y lo hacen a través de lo que en el sector televisivo anglosajón se conoce spin off, o desgaje del personaje de una serie en otra. En este caso, se trata de Quique, hijo del entrañable Javier, el médico de familia que tan buenos momentos reportó a la audiencia española.

En la nueva serie, Quique empieza a recoger los frutos de la educación recibida en el seno familiar para acabar formando su propia banda de neonazis. «Se trata de una evolución de natural del personaje», asegura uno de los guionistas de la serie, «Al chico se le veían maneras cuando mostraba ante la cámara la bolsa de Lays».

Y es que los actores de estas series, que han supuesto una cantera inagotable para el nuevo cine español, tendrán que seguir firmando contratos publicitarios para explotar comercialmente la figura de los personajes que encarnan. «Nada que decir de la figura del patrocinio», afirma Pablo Lechón, director financiero de Antena 3, «Es una fórmula que se ha mostrado eficaz para financiar la cultura y llevar a la sociedad los mejores valores de la sociedad anónima»".


DOCUMENTOS

Las más famosas productoras españolas han hecho llegar a la redacción de EL DIPLOMÁTICO algunos fragmentos de los guiones que preparan para el nuevo curso televisivo. «Estos textos demuestran», según Emilio Aragón, «que en este país se hacen productos tan buenos como en EEUU». Para el famoso empresario constituyen también una prueba de que «los guionistas españoles componen un equipo joven e inteligente, al tanto de los problemas y el lenguaje de la calle».

Al salir de clase (patrocinada por Qtal, de Vodafone):

- Ágatha: "Esto es guay. Cómo mola, tía. Me pone."
- Judith: "Jo, eres una guarra, tía. Qué marrón."
- Ágatha: "Sí, tía. Pero es que me pone, tía"
- Judith: "Ya te vale..."

Policías (patrocinada por Prosegur):

- Comisario Poveda: "Carrascosa, tráigame el expediente del detenido."
- Sargento Carrascosa: "Es un psicópata, señor comisario."
- Comisario Poveda: "¿Hay cargos contra él?"
- Sargento Carrascosa: "Sí, lo tenemos fichado por violar la Quinta Enmienda".

Periodistas (patrocinada por Gescartera):

- Ramón: "Este tema es muy fuerte, hay que llevarlo a portada".
- Jóse: "Sí, es muy fuerte".
- Ramón: "¿Lo has contrastado?"
- Jóse: "Sí, es muy fuerte".

Neonazis (patrocinada por Pokémon):

- Kurro: "Esto es guay. Kómo mola, tío. Me pone."
- Eskorbuto: "Jo, eres un guarro, tío. Ké marrón."
- Kurro: "Sí, tío. Pero es ke me pone, tío."
- Eskorbuto: "Ya te vale..."

® EL DIPLOMÁTICO es una publicación satírica, iberoamericana y mensual que permite la reproducción de sus artículos siempre y cuando no se usen con fines comerciales y se cite adecuadamente la fuente, el vínculo de procedencia y el siguiente aviso legal:
AVISO LEGAL: Todo lo publicado en estas páginas es falso. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.