Sábado, 3 de agosto de 2002 ARCHIVO   CARTAS AL DIRECTOR   VÍNCULOS

El Vaticano encarga la fabricación de un exoesqueleto para el Papa

Este ingenio mecánico podría mejorar la movilidad del Pontífice y aliviar sus problemas de salud

La Santa Sede ha encargado a la Nasa la fabricación y montaje de un sofisticado androide que ayude al Pontífice a realizar las tediosas tareas de su labor ecuménica por todo el mundo. Un exoesqueleto «como el de Alien 2» y un robot «estilo Mazinger Z» son algunas de las propuestas que estudia la agencia espacial estadounidense para paliar los efectos del delicado momento de salud que atraviesa Karol Wojtila.

FEDERICO. G. LORCA | Roma


Detalle del androide que la Nasa usa como referencia para la construcción del exoesqueleto.

Hace poco más de dos meses, llegó al despacho del portavoz del Vaticano, Navarro Valls, una propuesta para sustituir el papamóvil y las diferentes sillas de ruedas que actualmente utiliza el pontífice por «un exoesqueleto parecido al que usan los protagonistas de ciertas series de animación japonesas, o como con el que la teniente Rypley acaba con el alien en Alien 2», decía el documento.

La propuesta fue sopesada por la curia vaticana y enviada a la Nasa para su estudio, aunque de momento, la solución de un robot gigante de más de 100 metros de altura -«tipo Mazinger Z pero con la forma del Papa», según estas fuentes-, en cuya cabeza viajaría Karol Wojtila, parece descartada por los excesivos costes que implicaría.

En su lugar, la Nasa planea situar a su Santidad en una estructura metálica externa, con extremidades propulsadas por pistones de aire comprimido «que le permitirían incluso realizar grandes saltos, de 5 a 7 metros», según un portavoz de la agencia espacial.

Además, un sofisticado sistema de referencias bibliográficas, que incluiría La Biblia, Camino y una conexión inalámbrica a los contenidos digitalizados de la biblioteca del Vaticano, permitirían al Papa realizar todas las liturgias sin necesidad de pesados volúmenes de papel: unas simples gafas de realidad virtual facilitarían la lectura de los textos sagrados.

Reanudar los rituales
El exoesqueleto contaría también con una manguera de alta presión conectada a un depósito de agua bendita de 200 litros (para recuperar el ritual del lavado de pies de los cardenales), un sistema de altavoces de 7.000 Watios con software de traducción automática a más de 300 idiomas y un LDS (Landing and Detachment System. Sistema de Desanclaje y Aterrizaje, en español).

Este último aparato ha sido diseñado por los ingenieros de Houston para desenclavar momentáneamente al pontífice del exoesqueleto y proyectar su rostro hacia el suelo mediante un resorte mecánico, «y así reanudar», dijo Navarro Valls, «el entrañable rito de besar las pistas de los aeropuertos que el pontífice visita».

La sorprendente aparición en la Plaza de San Pedro de diferentes miembros de la guardia suiza con la nariz rota y varios hematomas en la cara sugiere que ya se están realizando ensayos al respecto.

El anuncio de la construcción de este exoesqueleto papal ha sido recibido con entusiasmo entre los líderes de otras religiones. Según un portavoz de la Nasa, la agencia ha recibido en la última semana varios encargos para construir «diversos dispositivos, desde carcasas tipo Pokémon, hasta uniformes de Batman».


VÍNCULOS RELACIONADOS

El Vaticano
La Nasa

® EL DIPLOMÁTICO es una publicación satírica, iberoamericana y mensual que permite la reproducción de sus artículos siempre y cuando no se usen con fines comerciales y se cite adecuadamente la fuente, el vínculo de procedencia y el siguiente aviso legal:
AVISO LEGAL: Todo lo publicado en estas páginas es falso. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.