Sábado, 3 de agosto de 2002 ARCHIVO   CARTAS AL DIRECTOR   VÍNCULOS

Florentino Pérez se postula como candidato a suceder a Aznar

El fichaje de Ronaldo ha colocado al millonario constructor entre los favoritos para encabezar la lista del PP en las próximas generales

«Si Aznar se va, España necesita a un gran empresario». La frase, en distintas formas, en distintas bocas, se escucha cada vez con más insistencia en los pasillos del Congreso, del Senado y de la madrileña sede del PP en la calle Génova. Todos piensan en el mismo hombre como «el perfecto candidato» para asegurarse la victoria ante un crecido Zapatero que, con su atrevido peinado, arrastra cada vez más votos entre los jóvenes. Todos piensan en Florentino Pérez.

LUIS BUÑUEL | Madrid


Pérez, durante la presentación del astro brasileño.
Florentino Perez ensaya su mejor sonrisa con un votante convencido. El actual presidente del laureado Real Madrid no sólo se deja querer por estos halagos, que han subido en intensidad tras la brillante conclusión la última noche de agosto de la operación Ronaldo. En público, el constructor no ha querido reconocer aún las ambiciones políticas que se le atribuyen. Pero todos en la Ciudad Deportiva aseguran que Florentino ya se ha rodeado de un pequeño grupo de fieles colaboradores, encabezado por Alfredo Di Stéfano, con el que está diseñando la estrategia política que le lleve a La Moncloa.

Según fuentes del PP, en el partido se señala su extraordinaria gestión al frente del club blanco, que ha pasado de una situación cercana a la bancarrota a boyantes números negros tras la recalificación de la Ciudad Deportiva. «Florentino es amigo de sus amigos, gran estadista internacional y mejor persona», afirman estas mismas fuentes.

Pese a que nadie niega sus cualidades, las distintas familias del Partido Popular han valorado de forma desigual la entrada de este nuevo nombre en las quinielas para suceder a José María Aznar. En Génova, no todos comparten la euforia por el constructor.

Florentino Pérez, que ya fue concejal en Madrid por la UCD, cuenta con el apoyo de sus ex compañeros de partido, Adolfo Suárez incluido. Sin embargo, desde el ala derecha, el de la antigua Alianza Popular, se le reprocha a su tibia postura con respecto a la inmigración. «Ha llenado el [Real] Madrid de extranjeros» asegura un militante que prefiere mantenerse en el anonimato montaraz.

El cuaderno blanco
Los que le conocen aseguran que Florentino ya cuenta con su particular cuaderno azul, con los nombres de algunas de las personas que formarían su gabinete en caso de alcanzar el sillón de la Moncloa. Según fuentes cercanas al futuro candidato, Jorge Valdano ocuparía la cartera de Educación y Cultura; Roberto Carlos, el ministerio de Economía y Hacienda; Alfonso Del Corral, Sanidad, mientras que Fernando Hierro luciría su oratoria como portavoz del Gobierno.

Al parecer, Florentino Pérez baraja también la posibilidad de nombrar al ex barcelonista Hristo Stoichkov, conocido internacionalmente por su proverbial diplomacia, como ministro de Asuntos Exteriores, una decisión que también le permitiría mejorar su popularidad y expectativa de voto en Cataluña.


«España necesita una nueva casa»

La estrategia diseñada por Pérez será, según sus allegados, muy parecida a la que usó para llegar a la presidencia del Real Madrid. De momento, el mandatario blanco se ha hecho con el censo electoral de españoles fallecidos, mientras diseña varias operaciones de venta muy similares a la de la Ciudad Deportiva y que, en su opinión, «resolverán los problemas económicos de España y harán funcionar a nuestro país como una eficaz empresa».

En una primera fase, el Gobierno de un eventual presidente Pérez vendería el Museo del Prado, el Acueducto de Segovia, la Alhambra de Granada y otros muchos monumentos a diversas multinacionales de la construcción, que se encargarían de levantar sobre esos terrenos varios «rentables y eficientes parques temáticos». Más adelante, provincias y comunidades auónomas entrarían también en una operación de venta que permitiría sanear, de una sola vez, las exiguas arcas del erario público. «Esta operación resolvería de un plumazo los problemas ecónomicos por los que atraviesa nuestro páis», dijo Pérez, «y nos permitiría adquirir una nueva España en un sitio más grande y mejor, como la Antártida o el desierto de Gobi».

Preguntado por un ayudante sobre la posibilidad de una pérdida de patrimonio y de soberanía sobre el territorio español, Pérez no dudó en calificar la pregunta de «absurda», y recurrió a uno de los eslóganes que mejor le funcionaron durante su carrera a la presidencia del Real Madrid: «España [por el Real Madrid] tiene un piso viejo y pequeño, y necesita uno nuevo y grande».


VÍNCULOS RELACIONADOS

Biografía de Florentino Pérez
Sus negocios más populares

® EL DIPLOMÁTICO es una publicación satírica, iberoamericana y mensual que permite la reproducción de sus artículos siempre y cuando no se usen con fines comerciales y se cite adecuadamente la fuente, el vínculo de procedencia y el siguiente aviso legal:
AVISO LEGAL: Todo lo publicado en estas páginas es falso. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.