Sábado, 3 de agosto de 2002 ARCHIVO   CARTAS AL DIRECTOR   VÍNCULOS

El Gobierno construirá un parque temático en Perejil

«Warner Patria» y «Marruecos' living a celebration» son algunos de los nombres propuestos para el complejo de ocio y turismo que se levantará en el polémico islote

Dos semanas después de la recuperación del 'statu quo', el ejecutivo de José María Aznar prepara un ambicioso plan para evitar futuros problemas con los vecinos magrebíes. Un enorme parque temático diseñado por el ministro de Defensa y dedicado a las Fuerzas Armadas servirá, según el Presidente del Gobierno, «para estrechar los lazos que nos unen a Marruecos y a ese demócrata que es su Rey».

MIGUEL HERNÁNDEZ | Rabat


Dos niños marroquíes contemplan el islote sobre el que se construirá el nuevo parque temático.
El nuevo parque temático contará, según fuentes de Moncloa, con las más modernas instalaciones deportivas y recreativas «colocadas en posición vertical por evidentes razones de espacio». Así, los visitantes de este centro pondrán emular las hazañas de los soldados que retomaron el islote gracias a unos avanzados simuladores de realidad virtual que permiten a sus usuarios sufrir dos meses de instrucción militar en sólo un par de minutos.

Las instalaciones de ocio del parque se completarán con las atracciones El Superpuma Loco, El Chopo Mortal y el El Tren de la Bruja Ministerial, un pasadizo repleto de actores disfrados de destacadas figuras de la política española y marroquí que se encargarán de aterrorizar a los pasajeros.

Las obras de construcción del nuevo parque comenzarán después del verano, cuando La legión haya adoptado a las cabras que allí se encuentran. Los tercios de Regulares y los infantes de Marina con plaza en San Fernando se han ofrecido también a apadrinar a estos animales. Una vez desalojada la isla, se construirán las atracciones y el complejo hotelero, un entramado de tiendas de campaña dotadas de todas las comodidades de la vida militar.

La iniciativa fue recibida de buen grado por el Rey de Marruecos, Mohamed VI, quien se mostró entusiasmado de disponer en un futuro cercano de su «propio Valle de los caídos».

Mientras tanto, la ministra de Exteriores, Ana de Palacio, y su homólogo marroquí, Mohamed Benaissa, ultiman los detalles del acuerdo que permitirá a la empresa francesa Société Desfalcq hacerse cargo de la construcción y la explotación del recinto.

Otras propuestas españolas y marroquíes
Antes de llegar a este acuerdo, el Gobierno de José María Aznar estudió detenidamente diversas propuestas para hacer frente al conflicto con Marruecos. EL DIPLOMÁTICO ha tenido acceso a un documento en el que se recogen las más apoyadas por el Consejo de ministros:

  • Dinamitar cualquier enclave español susceptible de ser invadido por Marruecos. Esta propuesta -denominada «Antes rota, que roja [en referencia al color de la bandera marroquí]»- no contemplaba ningún plan de evacuación de la población civil y se habría aplicado a cualquier lugar situado en la costa africana o próximo a ella, como Ceuta, Melilla, Canarias y Algeciras.
  • Rebautizar el islote con nombres inaceptables para un musulmán, como «islote del Cerdo Ibérico», «del Cubata» o «de la Ruleta».
  • Hacer un referéndum de autodeterminación entre las cabras que habitan Perejil. Esta votación, avalada por Naciones Unidas y el propio monarca alauí, pretendía dar a las cabras la posibilidad de «ser soberanas sobre su futuro».
  • Desplazar a las zonas conflictivas fuerzas de interceptación y disuasión compuestas por contingentes de la cultura literaria y musical española.

Mohamed VI, entusiasmado ante la idea de tener un parque temático frente a las costas de Marruecos.
Por su parte, el Gobierno de Marruecos mantuvo también una reunión urgente de la que salieron numerosas propuestas para resolver el conflicto. Todas ellas fueron rechazadas por Mohamed VI, quien dio las siguientes instrucciones:

  • Azotar a Benaissa por no haber cumplido su misión de recuperar Perejil y designar, otra vez a dedo, a un nuevo ministro de Exteriores.
  • Usar a ciudadanos marroquíes para derribar la frontera con Ceuta y Melilla.
  • Aumentar el índice de pobreza de la población del 50% actual al 75%, y acto seguido casarse o invadir las Chafarinas para distraer a la opinión pública.
  • Comprarse otro Ferrari.
® EL DIPLOMÁTICO es una publicación satírica, iberoamericana y mensual que permite la reproducción de sus artículos siempre y cuando no se usen con fines comerciales y se cite adecuadamente la fuente, el vínculo de procedencia y el siguiente aviso legal:
AVISO LEGAL: Todo lo publicado en estas páginas es falso. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.