Sábado, 3 de agosto de 2002 ARCHIVO   CARTAS AL DIRECTOR   VÍNCULOS

CNMV edita la 'Guía práctica de contabilidad creativa'

La obra incluye una plantilla con las «frases infalibles» para explicar a prensa y accionistas las pérdidas y fraudes contables

Profundamente afectada por la «crisis de confianza» que sufre el capitalismo, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el organismo supervisor de la Bolsa en España, ha editado una extensa obra de autoayuda para los directivos de empresas afectados por el crash bursátil. La 'Guía práctica de contabilidad creativa' pretende ser un completo manual de actuación para gestores «acosados» porque sus «truquitos contables» han sido «malinterpretados» por los «desconfiados» inversores, según explica, en el prólogo de la obra, Kenneth Lay, ex presidente de Enron.

ROSALÍA DE CASTRO | Madrid


Imagen de archivo de
la Bolsa de Nueva York.
«En estos duros momentos en los que cualquier pequeño fallo en los balances –pérdidas que no se contabilizan, compras que se ocultan- es malinterpretado, los gestores debemos mantenernos unidos y convencidos de que lo que hacemos es por el bien de la Humanidad», continúa el prólogo, escrito desde un lugar secreto en las Bahamas.

La guía está estructurada en dos partes. La primera se centra en explicar cómo convertir una empresa en pérdidas en una gran compañía que cotice en Wall Street. El texto hace especial énfasis en el diseño de las cuentas de resultados, y explica cómo, «con un poquito de interés», las pérdidas y las cuentas secretas en paraísos fiscales se pueden volver invisibles o formar parte de extraños conceptos del balance, como la «dotación de amortización de inmovilizado».

La obra recomienda, además, encargar la auditoría de las cuentas a la misma empresa que vive de sus servicios como consultora de nuestra compañía. Esta parte incluye un práctico diccionario para las conferencias de prensa, con frases como «estamos creando valor para el accionista», y su traducción: «estamos forrados de stock options y queremos que el valor suba en Bolsa, sea como sea».

Declarar las pérdidas
La segunda parte del libro se centra en ayudar a los directivos a redactar esa compleja nota en la que, por fin, hay que declarar las pérdidas que se ocultaron durante años. Para ello, la Guía ofrece la frase tipo para explicar cualquier pérdida contable en comunicaciones a los accionistas y la prensa: «La compañía XXX achaca estos resultados a la nula aportación de las filiales argentinas, así como los menores resultados por operaciones financieras, fundamentalmente en Latinoamérica, y las provisiones extraordinarias por inversiones en la nueva economía». Otros puntos de éxito «para sortear cualquier pregunta incómoda» son:

  • La debilidad/fortaleza del dólar o la fortaleza/debilidad del euro. Conviene comprobar la cotización de ambas monedas antes de utilizar esta excusa.
  • La caída del Nasdaq.
  • La crisis de confianza de los mercados.
  • La escasa implantación de la banda ancha. Manejar con cuidado este punto si la compañía se dedica a sectores como la agricultura o la minería.
  • El monopolio de Telefónica. Válido para cualquier compañía cuyo negocio pueda competir, aunque sea vagamente, con el de la operadora (telefonía móvil, fija, cable, satélite, medios, publicidad, tendido de cables, cavado de agujeros en las aceras).
«Y si no encuentras ninguna excusa, no te deprimas», sigue la guía. «Siempre puedes titular la nota con ideas que nadie entenderá como 'La compañía XXX incrementa por tercer trimestre consecutivo su resultado bruto de pasivo a largo plazo'». La idea ya ha sido implementada con éxito por algunas importantes compañías.

La obra incluye otros capítulos como Islas Caimán, hogar, dulce hogar, Compra medios y hazlos callar o Hacienda: ¿qué es?. El texto está dedicado por Emilio Ybarra, ex presidente del BBVA, e incluye también una foto firmada de la familia Rigas, recientemente detenida en pleno por fraude contable en su compañía Adelphia. La oferta incluye una suscripción gratuita a The Economist de Comansi y el juego Contabilidad Borrás, para que los «más pequeños» aprendan a hacer «truquitos en los balances» desde niños. «El capitalismo necesita ya nuevas caras», concluye el texto.

La experiencia de la CNMV ha sido muy bien acogida en Estados Unidos, donde una consultora especializada en comunicación ha seguido los pasos de la entidad para elaborar su propio decálogo (en inglés).

® EL DIPLOMÁTICO es una publicación satírica, iberoamericana y mensual que permite la reproducción de sus artículos siempre y cuando no se usen con fines comerciales y se cite adecuadamente la fuente, el vínculo de procedencia y el siguiente aviso legal:
AVISO LEGAL: Todo lo publicado en estas páginas es falso. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.